miércoles, 22 de noviembre de 2017

Respuesta de un "Liberalote" al diputado Fernando Iglesias.

Esto es para contestar a Fernando Iglesias y su nota sobre los “Liberalotes” que es como nos llama a todos los que somos liberales.

Ante todo separo a Iglesias entre persona y personaje. Como persona me consta que es muy buen tipo, a pesar de ser un “cascarrabias” pero es leal, honesto y extremadamente preparado académicamente

Yo le contesto al personaje que tanto le gusta usar y a la vez de quien, con cada vez más frecuencia, se transforma en su esclavo.

Iglesias dice que no se puede aplicar soluciones liberales en argentina porque no es un país civilizado. 

Pifie de par a par. 

Todos los países “civilizados” de hoy tienen gastos públicos grandes. Desde Estados Unidos a Francia tienen estructuras burocráticas inmensas, sin hablar del gasto militar bancado por emisión de deuda y corporaciones políticas tan solemnes y rimbombantes que parecen monacales.

Pero el camino a la civilización de los actuales “civilizados”, valga la redundancia, no fue a través de ganar récords mundiales de presión tributaria, primer puesto que hoy ostenta Argentina. Mucho menos fue con un déficit fiscal de casi 10 puntos del PBI, cuando 4 puntos se considera “alto”, también primer puesto mundial en manos de Argentina. Muchísimo menos llegaron a la civilización manteniendo la segunda inflación más alta del mundo.

Solucionaron todos esos temas en forma preliminar antes de empezar el camino a la civilización.

Hoy los “liberalotes” como nos llama Cambiemos o “liberaludos” como nos llamaban los kirchneristas, no proponemos cerrar el estado. Al menos en mi caso, nunca termine de leer a Ayn Rand porque me desespera del aburrimiento la forma en que escribía. Lo que me gustaría que se haga es cambiar esta Argentina corporativa, lo mismo que supongo que Iglesias votó en 2015.

Iglesias es humanista, básicamente todo lo contrario que existe filosóficamente al fascismo. Sin embargo su personaje empezó a defender el corporativismo heredado del desastre anterior. Su actual discurso de status quo, al menos el de su personaje, es el mismo que el de los sindicatos, las cámaras, la iglesia católica y por supuesto el 100% de la corporación política.

Ajustar el estado más deficitario del mundo no se trata de “gustos”, ideologías o ganas, es una responsabilidad u obligación de quienes lo gestionan.

Pero vamos más allá y cedamos ante el “gradualismo” propuesto y encarado por este gobierno, supongamos que dado que hay margen para tomar deuda podemos suplir esta situación de todo un país pagando un estado inmenso e ineficaz  por la solución lenta de apostar por un crecimiento sostenido por al menos una década para bajar de 10 puntos del PBI de déficit a un 4. Bien, ese plan tampoco se empezó a cumplir por ahora. Porque estos dos años se incrementó el estado de Kiciloff, no se disminuyó en lo más mínimo.

La reforma del estado no llegó, y la nueva reforma tributaria habla de un achique del 0,5 antes de que llegue al congreso, por lo que probablemente y siguiendo la línea de los últimos 70 años, ese achique quedará en la nada y estaremos ante una nueva suba del gasto luego que pase por esa maquina drogadicta de pedir mas recursos.

Iglesias cuando se refiere a los liberales nombra a los “tanques de Videla”, como hacían y hacen los kirchneristas. En la misma línea pide que armemos un partido como requisito para opinar. Hoy en este mundo globalizado, del cual Iglesias es un fuerte militante (al igual que yo), las ideas que imperan son las liberales, no necesitamos hacer un partido argentino porque nuestras reglas de prosperidad fueron tomadas por el mundo civilizado y bajaron la pobreza como jamas se ha visto en la historia. Y no a "golpes de estado" sino a golpe de liberar las funciones que crean riqueza.  

Esta discusión trata de ir hacia un estado moderno, pero no “el estado moderno neoliberal que produce pobreza y muerte” como Iglesias, los comunistas y el flagelo ideológico pre kirchnerista llamaban a las flamantes experiencias post caída del muro, donde nadie era especialista en gobernar tras la caída de “Dos mundos” absolutamente diferentes. Fue un escenario único en la historia y ahí la que funcionaba era la experimentación.

Hoy un estado moderno tiene la estructura de los estados modernos de 2017, no los de 1991. Mostrar algo obsoleto del pasado como alternativa para poder mantener el status quo actual es temerario.

Hoy, los estados modernos (los bálticos, Nueva Zelanda, Australia, Singapur, Chile, incluso Peru) no proponen darle de comer a un monstruo enfermo, lo dejan morir para crear un “monstruito” que no haga daño, que su ambición por vivir de los que producen y de los que consumen este atenuado a lo mínimo.

Argentina decidió en esta nueva experiencia seguir alimentando una monstruosidad enferma que se niega a morir porque sus órganos vitales son las corporaciones que destruyeron un gran país como Argentina. Esos órganos hoy serán más críticos, más coherentes, más educados, incluso más honestos como Iglesias, que es intachable en ese rubro, pero “a la fine” son órganos de ese monstruo. Y aparentemente se niegan a cambiar por un monstruito domesticado, que exista, pero que deje al resto vivir sin ser devorados.

Los liberalotes o liberaludos no somos el problema actual, nunca lo fuimos, de hecho los años más prósperos de argentina coinciden con los años que gobernamos al país. Somos la solución, pero a un gran costo para Iglesias y las corporaciones y un enorme beneficio para el pais dentro de este mundo moderno. Lo positivo es que esto se empezó a discutir, en esto si cambiamos.

viernes, 10 de febrero de 2017

La burbuja demente

Imagínate caminar por un sendero en Villa Traful donde las lavandas pelean en olor con los arbustos de romero y la madera húmeda tapada de musgo. El verde que pelea en color con el ocre del alerce, custodiados con patadas en la frente por el cielo azul. 

Y en ese ACV de pureza y vida buena te despertas con un tachero que te habla en febrero de 2017 que con Perón los argentinos ganamos en justicia social.

Hace 60 años. 

Queres volver a tu viaje mental que te habías formado en la cabeza pero es imposible. 

Uno se quiere ir y te vuelven a llevar. 

Una y otra vez. 

Te quieren en un charco pútrido de un pasado solvente que con una mera chispa se vuelve una llamarada de microsegundos pero que alcanza para cagarte el día. 

De sobra. 

Por el tema internet llegas a noticias de todo el mundo con noticias sobre nuevos descubrimientos, innovaciones, medidas políticas en países que ves desde el fondo de un abismo. 

Un abismo que huele. 

Lejano. 

Lees esas cosas, tablas, índices, estadísticas. 

-Paneles solares en Etiopía.
-Uganda recuperó los caudales de sus ríos. 
-Bangladesh hizo un fondo anti cíclico financiero con la guita del petróleo. 

Y el tachero te dice que "los 70 hubo muchos culpables, pero mi bisabuelo la casa la hizo con Perón" 

Hace 60 años. 

"Yo no sé si Massa es peronista, le tengo confianza igual, Cristina no era" 

La caminata por el sendero en Villa Traful es, ya a esta altura, inalcanzable. 

Las noticias de los avances en Uganda y Bangladesh te lo tapa el monólogo del tachero y la radio donde se pelean tres periodistas sobre la tasa de interés que desde ahora se tienen que informar porque así entonces se haría un shock de mercado que entonces impactaria en los precios de la heladera entonces en lugar de gastar setenta mil ochocientos pesos gastarías setenta mil setecientos cincuenta rompiendo con la métrica interanual solapada en el comportamiento típica de catarsis de golpe medio psicosocial.

Y se va todo. 

Todo muere.

Te debilitas, tenes ganas de volver a tu casa a dormir con Netflix. Te da paja, eh. 

La burbuja demente. 

jueves, 29 de enero de 2015

La persecución del boton

La persecucion del boton, con la conviccion de ganar

Lleva su anfora con la llama de iluminar libres y apuntarlos

Camina como con las rodillas quebradas, por la mochila de odio que acarrea

Un odio fuerte fuente de desilusion inmensa, apunta y rie

Pero no es risa de alegria, es risa de dolor, el vedado

Joroba que cansa sus ojos, un ser privado de la celestial guarda del amor

Repercute buenamente en el desesperado el no pedir mas para comprar medias nuevas

Hoy tiene la bolsa con monedas que siempre soñó

Hoy lo dejan entrar al baile

Hoy señala al libre porque es su anzuelo que lo va a devolver al estanque de siempre

Hoy el boton esta perseguido, ya no tan convencido de ganar y apunta y apunta

Mañana vuelve a nadar en el barro

El puto botón



 

lunes, 26 de enero de 2015

El nuevo relato antisemita en Argentina.

En retirada haces siempre lo que tenias ganas de hacer pero no hacias para no tener que retirarte.

La maldición de este gobierno llego el dia que entendieron que duplicando la apuesta se podia salir de los embrollos que se metían.

Ante este desastre optaron por duplicar también, porque no entienden otros valores.

Duplicar es en este caso: no decretar duelo, ni ofrecer condolencias a la familia, ni llamar a la pacificación del pais. No, decidieron mentir, luego acusar a la víctima y cuando todo eso volvia peor la situación, decidieron ir por los personajes colaterales como Damian Pachter.

Como la noticia de Pachter empeoro todo aun mas por esa brillante decision del estado de publicar su pasaje de avión, decidieron una nueva alternativa. Adivinar: duplicando la apuesta.

La nueva apuesta hoy es sembrar antisemitismo, un recurso ultra usado y gastado en Venezuela, donde casi no quedan miembros de la comunidad judia viviendo en el pais. Y por supuesto, el recurso que decidió Iran hace décadas para mantener su teocracia, sin tener razones valederas para su antisemitismo, ya que Israel queda a varios miles de kilómetros de distancia y jamas se metió en la política interna iraní.

La apuesta del gobierno de Cristina es disolver este caso dentro de la ciénaga que es la interna del terrorismo islámico. Y pondrán a Argentina como víctima, llevando a un pais tan distante a un lugar central de la politica de medio oriente.

De esta forma el plan inicial de "mandar un mensaje" a los fiscales, luego del fracaso de imponer los fiscales K de Gils Carbo, va a derivar a una nueva victimización. Algo que a Cristina le sale muy bien.

Las herramientas para imponer la agenda antisemita son conocidos para cualquiera que sabe algo de historia: dominio de las finanzas, bifurcación de la prensa, diferenciar a los judios del "argentino, llamarse "antisionistas" en lugar de "antisemitas", recorrer el inventario bélico de Israel, etc.

Ya hoy empezaron a hablar del "papel de las organizaciones judias en materia financiera". Hoy mismo, después de solo una semana. También empezaron a difundir fotos de Patcher cuando cumplia el servicio militar israelí, llamándolo "asesino".

No hay marca peor para un pais que se lo identifique cerca del terrorismo islámico y antioccidental. Incluso el default al que el gobierno prometio salir en enero (faltan 4 dias, veremos si cumplen), queda como un detalle menor ante este desastroso estigma en el que este gobierno fanático y demente hundió al pais.  

Preguntan si se llega a octubre, por supuesto que llegan, porque no se van a perder hacer lo que no podian antes, tal como dicta la primer frase de este escrito.
 


martes, 23 de diciembre de 2014

Olor a diente

Cuando uno vive en Argentina, basicamente en Buenos Aires, llega a un punto en el que uno juega a las escondidas con uno mismo. Llegar a la casa destrozado por la humedad, por el ruido, la gente que te empuja, las calzas multicolor, la amargura del tachero con olor a diente, la empleada del comercio que gana menos que la jubilacion de tu abuela que solia bailar en la milonga.

Y te ojea.

Llegas a tu casa y esta el puf, el sillon en L que es el que tiene esa estetica tan deprimente pero que hay que tener, para diferenciarse del tachero con olor a diente. Margen: el olor a diente es algo a mitad de camino entre la humedad, el mate y la vista de un slip marron color carne. La tiro una vez @catamarco deL Twitter y entendi 7 años de mi vida, olor a diente.

En fin, acabo de cambiar el titulo de esta verga por "Olor a diente", gracias Cata.

Entonces estábamos con el tema de llegar al depto cansado y trato de negar esa imagen aunque trate de escribirla, porque me fui y ya no pasa eso, de entrar a la casa con un pesa de cien mil kilos en las pestañas que tiran para abajo, pero con la sensación angustiante que no las podes patear, ni siquiera, para arriba. Un tren con locomotora fuerte que te emprolija para abajo, para que te quedes ahi. Ahi.

Podia y queria hablar de la cuestion que las encuestas dicen que todos votan por lo mismo y que eso no lo puedo entender. Pero en gran parte si. Hoy charlaba con dos venezolanas en EEUU y la charla sobre Chavez era mirar fijo y levantar las cejas como que no hay mucho mas que decir con lo que hizo, todo esta bastante claro, si se nombra a Maduro, ni se levantan las cejas, se baja la mirada y se sigue haciendo lo que se estaba haciendo, ellas empaquetando regalos para navidad y yo concentrandome en mi black label, que por otro lado tiene gusto a pis, como me enseño mi mejor amigo gringo que dice que es irlandes.

Escucho a los Turnpike Troubadours, una banda de country que salieron del pueblito donde vivo y hoy la rompen en los bares mas copes de Texas y pensaba en el olor a diente. Que espectacular imagen @catamarco, borracho hijo de puta, pero un poco encierra todo lo que es la ciudad, de donde sale todo hacia al resto de la Argentina que de tan expectante, es marginal. A la espera que las ratas de las cloacas que desembocan al Rio de la Plata definan el nuevo rumbo, que jamas es nuevo.

 Los Turnpike Troubadours cantan una cancion que en cada desayuno, el cantante, cuando era chiquito hacia apuestas con el hermano para ver cuando el padre empezaba a pegarle a la madre y un poco pienso en lo paralelo con casas no tan cowboys y esos chicos de Buenos Aires que no los salvan ni la salvacion que te da la libertad de estar absolutamente perdido en el mundo y tener que ir con el machete cortando las ramas de la vida para poder sobrevivir sin ayuda de  nadie.

Los chicos (grandes) de Buenos Aires, perdidos en la nebulosa de la piedad que da el confort de la calle asfaltada deberia dejarse enseñar por lo verde del interior, el que vive la misma tragedia, pero siempre tiene varias cuadras de tierra para correr, para rajar, en lugar de un mercado chino y una piramide de basura del restaurant de empanadas de carne "cortada a cuchillo" que obtiene el pibe (grande) de la ciudad.

Vos nene del interior, de 40 años o de menos o mas, no te escondas mas. Vos sos un conjunto de 25 millones que casi duplican a los 15 millones con olor a diente de la ciudad. Vos que te levantas a la mañana oliendo el paraiso o el jazmin de tu señora, levantate agarra la computadora de la piba y explicale al chico de la ciudad y su conurbano que esta destruyendo al pais, que la vida es levantarse a las 6 de la matina.

La hora de levantarse es a las 6 de matina.    

jueves, 11 de diciembre de 2014

Chau Greenpeace

Zapatillas de marcas imperialistas pisando testimonios de culturas milenarias en nombre de una bandera anticapitalista. Esta imagen del nuevo conflicto de Greenpeace remite a esta nota que escribí en septiembre de 2013 por la que muchos me auguraron el fin de mi futuro profesional http://opinion.infobae.com/nicolas-de-la-plaza/2013/11/19/la-b-de-greenpeace/ con mucho modestia tengo que decir que más allá de los insultos a Camila Speziale que seguramente no cayeron bien, el correlato comparando esta compañía eco-fascista con la comunidad de la película "La Playa" fue acertada. Porque las contradicciones de una y otra, insisto, son/fueron acertadas. 


En La Playa una suma de errores y distracciones destruyeron un negocio perfecto para esa comunidad, que consistía vivir una utopía ecologista y libre del infierno capitalista de trabajar 8 horas por día. A cambio, se mantenían alejados de las 2 hectáreas de marihuana de alguna mafia thai con el deber mandatorio de no publicar la existencia de tal comunidad a una avalancha de turistas post adolescentes de las playas del "continente". 

La comunidad era "buenista" esto es pacifista, con amor libre, descontaminada del mundo real, pero a la vez sufrida, ya que sus miembros solo viven para esperar la batería del Gameboy que llega desde la costa. Una prisión autoimpuesta para obligarse a vivir una vida libre de capitalismo que supuestamente es sana, pero penando por la libertad y placer que da un paquete de chocolates que proviene del averno occidental. 
Greenpeace es lo mismo, su negocio astronómico de recibir donaciones con consignas aleatorias para "captar boludos" (donantes y militantes) se basa en representaciones de circo que varían desde ejercer el delito de piratería contra un pozo de petróleo en Rusia, hasta sentarse en inodoros en Salta oponiéndose a que se extinga alguna especie que la naturaleza decidió que deje de existir. 

Lo que olvida, Greenpeace, es que los humanos formamos parte de la naturaleza y proponer que el humano no progrese, es poner una traba a la naturaleza. 

Los campesinos tienen derecho a existir ganándole a la selva, así como un oso hormiguero tiene derecho a existir haciendo genicidios de hormigas, devorando colonias enteras. Asi funciona la naturaleza y si el oso hormiguero se come todo, no queda nada y se extingue. Y esta bien, asi funciona todo en este planeta hace millones de años. Nosotros tambien nos vamos a extinguir, no hay un mandato divino para que existamos por siempre. Somos hormigas.  

Pero ayer Greenpeace dio un paso adelante en su lucha por mantener su negocio en contra el desarrollo humano, se metió con sus orígenes, con la prueba del pasado. Su target publicitario apuntó a usar a algunas de sus Camila Speziale que antes de cooptarlas, se cansaban de dormir angustiadas por tener que salir a pelear contra la naturaleza para sobrevivir (como el día a día del oso hormiguero) para ir a sentarse a un puff de la ONG y hacerle ojitos al chico que le gusta. Igual que el chico que llegaba a la comunidad en La Playa para controlar una huerta que no necesitaba riego. En definitiva, un chico o chica de 20 años solo hace lo que hace para gustarle al otro/otra que le gusta, el resto es solo un marco teórico para que cierre. Pero de laburar, ni hablar.

La ONG hace lo mismo, usa un marco teórico para en definitiva sustentar sus inversiones económicas, porque no es una organización secreta clandestina como en 12 Monos, es una compañia con acciónes invertidas en energías alternativas, que dependen del cuento que el mundo va a desaparecer por culpa de la acción de los gases de las vacas que comemos los carnívoros asesinos en cada asado. 

Pisotearon un testimonio de civilización humana en su lucha contra el ser humano y no se dieron cuenta que se estaban pisoteando a ellos mismos. 

Era hora que Greenpeace desaparezca. 

viernes, 28 de noviembre de 2014

Carta Abierta de estilo kirchnerista al Chavo del 8.

Chespirito jamas me dio gracia, pero no lo digo para snobear como es lo acostumbrado. De chico me preocupaba que el 90% de los dialogos en el primario eran haciendo algun juego de palabras, onda "taaa ta taaaa", "pi pi pi pi" y hacer cosas con las manos demostrando que el sujeto era víctima de una "chiripiorca".

Chespirito (o el chavo del 8) eran queridos porque eran seres infelices, empezaba cierta simpatia por el que no llega. En el caso del Chavo del 8 era el mas pobre de un vecindario pobre, un huérfano abandonado a su destino denigrado por el resto de "la vecindad" que se diferenciaban de el en su pobreza apenas por tener un pan en la mesa, y tener mesa. Un relato de Dikens actualizado en un contexto del subdesarrollo latinoamericano católico.

En una sociedad ultra clasista como la mexicana de los ochentas, esta gracia que da el pobre que no sale ni tiene intenciones de salir solo se puede entender bajo un permiso exclusivo de la iglesia católica, que en esa epoca imperaba casi todos los sectores de la sociedad y del gobierno. El PRI gobernante (y que volvió ahora) era un peronismo burrito, estructura militante proveniente del ejercito e iglesia, funcionarios devenidos en multimillonarios, una suerte de nacionalismo mercantilista con discurso social, el que por supuesto nunca permitió que Mexico prospere económica y socialmente en 70 años de poder.

Que un pobre que duerme en un barril y roba para vivir sea gracioso solo se entiende dentro de una estructura cuasi medieval que surge del antro filosofico del Vaticano, el que pide que envidiemos a los pobres porque al reves de los que no lo somos, son dignos. Los que luchamos por dejar de ser pobres o por subir de clase social somos indignos por dos cosas: una porque lo hacemos dentro del capitalismo, al que el papa llama "criminal" y la otra es porque nos preocupamos mas en nosotros que en ayudar al prójimo.

Solo los que sufren y se sacrifican van al cielo, con excepción de los que sufren y se sacrifican por ser mejores un años antes de irse al cielo o en su caso, por ser capitalistas, al infierno.    

El chavo nos dice "miren que gracioso el pobre niño desnutrido que roba, ahora mirate vos la mierda que sos por tomar Nesquik que te compro tu mama" y asi desde chicos crecer con la idea de ser pobre no es una tragedia, no hay que salir de ahi porque mira el Chavo, solo lloraba cuando no le daba bola la Chilindrina, no porque no conocia una ducha.

En fin, nos quieren pobres.

por @ziberial